lunes, 31 de octubre de 2011

La historia de la informática en el cine y la literatura (I)



Uno de las cosas que menos les gusta a los alumnos que preparan oposiciones es la parte histórica de los temas de informática básica, en parte porque ya la informática por si misma es algo que no atrae demasiado a la mayoría de la gente que se prepara para ser administrativo o auxiliar (lo entiendo la verdad), y en gran parte también porque se estudian ordenadores, dispositivos y evoluciones a las que no les van a dar una utilidad práctica en su trabajo, jamás.


Pero realmente conocer la historia de la informática es más necesaria hoy que nunca, porque intentar entender el funcionamiento de un ordenador de actual directamente es un suicidio conceptual, son demasiado complejos.


Así que este post va principalmente dirigido a estos alumnos, para que puedan "ver" esos avances a través de ejemplos un poco más cercanos que los que aparecen en los libros de texto aunque no sean tan exactos ¡espero que os guste!


EL PRIMER PASO HACIA UN ORDENADOR: UN TELAR


En 1801 el francés Joseph Marie Jacquard, un trabajador del sector textil, da a luz uno de los inventos clave en la historia de la informática, un campo que aún tardará más de cien años en aparecer, pero que empieza a dar sus primeros pasos en este mismo momento.


El invento en cuestión consistía en un método que automatizaba el tejido de la seda en los antigüos telares mediante el uso de tarjetas perforadas.


Esas tarjetas eran algo similar a un patrón, donde se plasmaba el modelo que se quería tejer y la máquina hacía el resto automáticamente


Vista de las tarjetas perforadas y el interior de un "Telar de Jacquard"
Por supuesto ese invento no fue nada bien recibido por el resto de obreros del sector hasta el punto de que varios de los primeros modelos expuestos por Jacquard en París y Lyon fueron destruídos por masas de obreros enfurecidos, temerosos de quedarse sin trabajo si el invento prosperaba. 


Pero parece ser que el avance tecnológico difícilmente se puede parar.


Este dispositivo supuso el principio de la automatización de tareas en base en un dispositivo de entrada y un medio de almacenamiento de la información, la tarjeta perforada, que más adelante sería usada para almacenar datos y programas mucho más allá de un patrón textil.


En este caso, la referencia más llamativa que encontré ha sido en una película que para nada está relacionada con la informática, los telares ni nada parecido, se trata de Wanted (2009)


En este caso el telar "místico" es el que codifica la información en la propia tela, pero la forma en la que lo hace es exactamente la misma que harían estas primeras máquinas, codificando la información en binario. Creo que lo mejor es ver el fragmento de la película donde lo explican para hacerse una idea del concepto (AVISO! esto es un spoiler como una casa, si tenéis pensado ver la película, cosa que recomiendo a los amantes de la acción, no pulseis el "play" en el video, porque os destripa la mitad)


video







DEL TELAR AL PRIMER ORDENADOR PROGRAMABLE: LA MÁQUINA ANALÍTICA


Unos años más tarde, Charles Babbage introduciría en sus diseños las ideas de las tarjetas perforadas, concretamente en la máquina analítica, el considerado primer ordenador mecánico, y del que ya hablé aquí en el post sobre Ada Lovelace, la primera programadora.


Sobre la máquina "de verdad" no se puede encontrar nada porque realmente el diseño de Babbage no llegó a ser del todo funcional hasta después de su muerte, pero sin embargo si podemos encontrar videos de reconstrucciones modernas basadas en sus prototipos y diseños realizadas en museos como por ejemplo esta del Computer History Museum en California




En cuanto a esta pareja Ada/Babbage podemos encontrar numerosa literatura acerca de su vida y obra (mucho más de Babbage, tristemente, porque incluso él mismo se ocupó de ocultar en parte el trabajo de Ada), pero como este post va de referencias un poco menos "serias" voy a dar unos cuantos títulos que la verdad, son mucho más divertidos.


El principal libro de esta serie es "The difference engine" de William Gibson y Bruce Sterling y pertenece al género llamado "historia alternativa", es decir, el libro comienza contando una historia real, en este caso la de Charles Babbage y su máquina diferencial, pero alrededor de 1820 algunos hechos históricos importantes son cambiados para relatar lo que hubiera pasado si las cosas no hubieran sido como fueron.


Como los "what-if" de los comics, vamos, pero tratando se mantener la forma y tono de un relato histórico.


¿Y qué es lo que cambia este libro? Pues trata de describir lo que sucedería si la máquina de Babbage hubiera tenido el éxito comercial de los ordenadores actuales, ¿tendría todo el mundo en sus casas un ordenador mecánico si fuera asequible y útil? ¿evolucionarían con la tecnología de la época hasta convertirse en verdaderos ordenadores de vapor?


Novela steampunk recomendable donde las haya






Después de eso han aparecido multitud de novelas, comics y relatos cortos que continúan esa historia o hacen su propia historia alternativa, casi todas con la misma ambientación steampunk.


Una de mis preferidas es la tira cómica de internet "The thrilling adventures of Lovelace and Babbage", en donde Ada aparece como una especie de Sherlock Holmes victoriano, realmente es muy entretenido y está lleno de referencias a la historia real de los dos personajes.


Cuelgo dos hojas del comic, en donde se explica el concepto ;)








Esto es todo por hoy, en el próximo post haré un repaso por los ordenadores electrónicos más famosos y sus referencias en la ficción (tron? hal? :P)


Hasta otra!





No hay comentarios:

Publicar un comentario